Corre el año 1981 un grupo de intelectuales del país constituidos como el grupo de apoyo a niños superdotados GANS propuso al gobierno el desarrollo de centros educativos para alumnos con superdotación. Pretendían así entrenar a una elite que se convirtiese en una referencia mundial para el desarrollo económico y cultural del país.

Esta experiencia fue positiva, pero de corta duración: la desaparición de dos de sus alumnos precipito la finalización del proyecto no habiendo comunicación oficial por parte de ninguna institución gubernamental del momento.

El reciente suicidio del aquel entonces director del colegio CP VACCEOS ha vuelto a poner de actualidad un caso que se creía hasta ahora cerrado. Como periodistas de investigación tenéis una última oportunidad de sacar a la luz la verdad oculta tras las puertas de este colegio.